recetas ligeras para el final del verano: ensalada de higos y mozzarella, receta rápida

Receta rápida: Ensalada de mozzarella e higos

Esta receta rápida es perfecta para las cenas de septiembre: una ensalada de mozzarella, higos y albahaca que podrás preparar en unos minutos.

Además, como estamos en plena temporada de los higos podrás disfrutar de un producto de temporada tan maravilloso como los higos.

recetas ligeras para el final del verano

¿Que si exagero? Para nada. Además de ser una fantástica fuente de nutrientes, el higo cuenta con fantásticos beneficios para nuestra salud: puede ayudar a controlar la presión sanguínea y se estudian sus efectos positivos en la salud cardiovascular en general.

E incluso algunas investigaciones apuntan al papel que los higos puedan jugar en la protección contra la degeneración macular. Y esto son solo algunas de las propiedades de los higos, a las que habría que sumar, sin duda, que nos permite preparar deliciosas recetas casi sin darnos cuenta.

Y, aunque podemos encontrar de los higos secos durante todo el año, no hay nada como disfrutar de ellos frescos y en plena temporada, ¡sobre todo si te permiten preparar una receta rápida, sana y deliciosa como esta!

Para preparar esta ensalada de mozzarella, higos y albahaca, solo necesitamos lavar los higos. Yo calculo que unos 3 o 4 por persona son suficientes. Los vamos a cortar en cuartos, dejando a la vista su preciosa pulpa, que además me parece muy fotogénica.

Normalmente, yo acompaño esta ensalada con mozzarella, pero te animo a probar con quesos como el ricotta o incluso algún queso freso o requesón. Normalmente yo utilizo unos 150 gramos de mozzarella en trozos (si es queso fresco puedes incluso añadir algo más).

Lo vamos a mezclar todo en un plato. A mí me gusta distribuir los higos y después añadir por encima el resto de productos.

receta rápida: ensalada de higos, mozzarella y albahaca con jamón

Por último, incorporamos la albahaca. En este caso, puedes hacerlo de dos forma. Una opción, la más sencilla, es añadir por encima las hojas frescas y terminar con un chorro de aceite de oliva. La otra, muy recomendable, es picar unas hojas frescas de albahaca, mezclar con aceite y regar nuestra ensalada al final con este aceite de albahaca.

Esta receta rápida y fácil es perfecta tal cual, pero si quieres que sea espectacular, te recomiendo acompañarla con un buen jamón ibérico bien cortado… ¡Espectacular!

Si te ha gustado esta receta, te pueden interesar estas tres recetas ligeras para el final del verano.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *