Conejo en salsa asiática

Conejo en salsa asiática

Hoy, os presentamos una receta sencilla y deliciosa con la que disfrutar de uno de los productos más sanos y económicos que podemos encontrar en el mercado: el conejo. Así que esta receta de conejo en salsa asiática es perfecta para disfrutar y cuidarse sin gastar mucho dinero, ¿qué más se puede pedir?

Tiene la ventaja, además, de que ese toque asiático nos ayudará a darle un punto diferente y original. Por lo demás, podría ser perfectamente un conejo guisado de los de toda la vida, pero si probáis este guiso con esa pizca de chile en copos y de pimienta de Sichuan (ambos los podrás encontrar en tiendas asiáticas) estoy seguro de que acabarás chupándote los dedos y pensando "¿cómo algo tan fácil puede estar tan bueno?".

Conejo en salsa asiática

INGREDIENTES

Medio conejo, troceado
Medio pimiento rojo
Medio pimiento verde
Media cebolla roja
1 zanahoria
1 vasito de caldo de carne
Sal al gusto

2 cucharadas de copos de chile
1 cucharada de pimienta de Sichuan recién molida
1 cucharada de chile fresco picado
1 cucharada de cilantro picado
Medio vasito de vino blanco
2 cucharadas de azúcar
Aceite de sésamo

Conejo en salsa asiática

Para este conejo en salsa asiática vamos a necesitar nuestras verduras en trozos más o menos grandes. La zanahoria, en rodajas, los pimientos, en rodajas un poco anchas y luego en cuatro, la cebolla, en cuatro partes y soltando cada una de sus capas... El objetivo es que nos queden unos trozos considerables, pero sin pasarse, que no queremos ahogar a nadie, por favor.

Calienta el aceite en un wok. Si no tienes de sésamo puedes utilizar otro vegetal que no sea muy fuerte, pero verás que con el aceite de sésamo queda mucho más aromático. Añade el conejo y deja que se dore durante unos 4 o 5 minutos, dándole de vez en cuando la vuelta para que se dore por todos los lados. Lo retiramos y, en el mismo wok, incorpora los copos de chile y la pimienta, dejándolos aproximadamente medio minuto, para que desprendan bien sus aromas, con cuidado de que no se queme.

Incorporamos las verduras y las salteamos durante unos 5 minutos, removiendo bien de vez en cuando. Volvemos a añadir la carne.

En un bol, mezclamos bien el vino blanco con el azúcar y lo añadimos al wok. Incorporamos el cilantroy el chile y mezclamos bien. Lo dejamos un par de minutos para que se mezclen bien todos los sabores y servimos con unas semillas de sésamo por encima.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *