Sardina ahumada con Bloody Mary de piquillos

El bocado de la semana: Sardina ahumada con Bloody Mary de piquillos

Los paladares inquietos sin duda gozarán con esta Sardina ahumada con Bloody Mary de piquillos, que no deja a nadie indiferente.

Con esta entrada inicio una nueva serie en la que, en la medida de lo posible, intentaré traeros el bocado de la semana: una tapa, un plato, un producto... Algo que, por el motivo que sea, me haya alegrado la semana; con el deseo de que quizá sea posible que también alegre la vuestra.

Comenzamos este experimento con una tapa que me encanta: esta Sardina ahumada con Bllody Mary de piquillos de Tapas 3.0, uno de mis locales favoritos de Salamanca para tapear y disfrutar de una cocina moderna y actual pero asentada firmemente en la tradición y en el guiso de toda la vida.

Bocado de la semana: Sardina ahumada con Bloody Mary de piquillos

De la mano de: Jorge Lozano, Tapas 2.0 y Tapas 3.0

Por qué: La combinación del sabor de la sardina ahumada con ese Bloody Mary de piquillos no deja indiferente al paladar y produce esa deliciosa sensación con cada bocado de querer comer más... Hasta que, por desgracia, te das cuenta de que te has terminado la tapa. Y es una pena, porque una tapa tan sorprendente, fresca y que enseñorea a un producto tantas veces tan lamentablemente denostado como la sardina puede crear fácilmente una seria adicción.

Además es una tapa ligera y con un puntito picante que para mi gusto viene estupendamente ahora que (parece que sí, ya, por fin) empieza a apretar el calor.

Dónde: Tapas 3.0 (C/ Sánchez Barbero, 9, Salamanca)

Hermano mayor de la gastrotasca Tapas 2.0, el formato de restaurante de Tapas 3.0 hará las delicias de quien quiera disfrutar de la "ingeniería del guiso" que practica Jorge Lozano de una forma más relajada.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *