5 motivos para cocinar con flores

5 motivos para cocinar con flores

¿Te has planteado alguna vez introducir las flores en la cocina? Hoy te ofrecemos cinco motivos para empezar a cocinar con flores.

Todos los que fuimos al colegio entre la década de los 70 y los 80 sabemos que mayo es el mes de las flores. Eso es así, es una verdad universal, tan cierta como que lo mejor que se puede hacer con cartulinas es enrollarlas y comenzar una batalla campal o que el postre favorito de todos los perros, es bien sabido, son los deberes.

Y dado que estamos en pleno mes de las flores, ¿qué mejor idea que utilizarlas en nuestras recetas? Hoy os proponemos 5 motivos para cocinar con flores, más allá de sus propiedades nutritivas (vitaminas, polifenoles…). Eso sí, antes de empezar, es importante que, como con cualquier otro producto, tengamos en cuenta algunas precauciones que explican muy bien en esta entrada sobre flores en la cocina de Directo al Paladar.

5 motivos para cocinar con flores

Porque conseguirás platos más vistosos

carrilleras de ternera con malvas: cocinar con flores te facilita platos más vistosos

Cocinar con flores, gracias al toque de color que la mayoría ofrecen, puede contribuir a que nuestro plato entre por los ojos. Y es que incluir un color que no es el habitual en una receta (como el violeta) llama la atención, estimula la curiosidad y, en mi opinión, la curiosidad es el primer paso a un estómago feliz.

Por ejemplo, hace poco publiqué una receta de Carrilleras de ternera a la que añadí unos pétalos de malva. Es una pena que no conservase alguna foto en la que no se vea el plato sin las flores, porque te das cuenta de lo que cambia: un plato igual de sabroso, pero visualmente mucho más atractivo.

Porque aportan aromas y texturas diferentes

cocinar con flores: bacalao con verdinas y siemprevivaQué duda cabe que un plato con el toque de color de ciertas flores entra por los ojos, pero… ¿Por qué quedarse ahí? Por continuar con la receta anterior, incluí la malva en la cocción, consiguiendo el plato más intensidad y un punto aromático diferente. Pero no es el único caso, y en este sentido hay una flor que me llama mucho la atención: la siempreviva.

Esta curiosa flor tiene una particularidad aromática, ¡huele a curry! Es curioso cómo una flor huele exactamente igual que una especia creada por el hombre (¿o quizá fue al revés?) pero puede ser original aprovechar esta particularidad para dar un contraste a alguna de las recetas, preparando, por ejemplo, un bacalao con verdinas que huele a curry sin llevar ni una pizca.

Porque pueden ser la base de un estupendo marinado

cocinar con flores: sardinas al pesto de pistacho con marinado de flor de saucoPreparar una infusión de flores o simplemente añadirlas al marinado de tu elección, junto con hierbas y especias frescas, es una buena manera de transformar algunas de estas recetas para conseguir nuevos resultados, diferentes y muy interesantes.

Hace poco publiqué una receta de Sardinas al pesto que son una buena muestra de esta forma de cocinar con flores: para el marinado de la sardinas utilicé una infusión de flor de sauco, que es perfecta para el pescado.

Porque son fáciles de encontrar

Es cierto. Quizá no las flores frescas, que aunque con el boom gastronómico de los últimos años cada vez se ven en más sitios sigue siendo un producto no tan común, pero si quieres cocinar con flores debes recordar que siempre puedes recurrir a su versión deshidratada, que encontrarás sin problemas en muchos herbolarios.

Es más fácil de aprovechar esta versión seca que, al igual que las hierbas y especias secas conservan todavía la mayoría de las propiedades que nos interesan. Además, si antes hablábamos de los marinados, no podemos olvidar también que una infusión de flores como la caléndula o la flor de calabaza pueden ser un buen sustituto, quizá no con tanto sabor pero más ligero, de un caldo. En muchas ocasiones en las que utilizas agua para cocer puedes probar a hacer previamente una infusión en ese agua; el resultado merece la pena.

cocinar con flores: azafrán

Porque, de hecho, ya las estás utilizando

Las flores han sido siempre un ingrediente más en la cocina y las has comido y preparado muchas veces… Porque la coliflor, las alcachofas o las hebras de azafrán, que no son más que los estigmas secos del pistilo de la flor las hemos utilizado en innumerables recetas. Pero el consumo en el que adquieren protagonismo no es tampoco algo nuevo: romanos, árabes…, ya las utilizaban frecuentemente, así que lo de cocinar con flores no es nada nuevo, aunque, no cabe duda, sigue siendo una fantástica práctica para dar aroma, sabor y color a tus platos.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *