cocinar con té

Cocinar con té: 5 consejos para incluirlo en tus recetas

¿Te has planteado alguna vez cocinar con té? Utilizar esta infusión en la cocina tiene muchas ventajas: es fácil y conseguirás platos deliciosos.

A través de El Motín del Té, conocí la leyenda del descubrimiento del té, según la cual un emperador chino que disfrutaba de un cuenco de agua caliente a la sobra de un árbol descubrió esta infusión cuando unas hojas del árbol se desprendieron e infusionaron el agua que estaba bebiendo.

Fue así, supuestamente, cuando se descubrió esta bebida con múltiples beneficios para la salud gracias a sus propiedades antioxidantes, anti-inflamatorias, neuroprotectoras y calmantes, además de su amplio valor nutricional por su contenido de sales minerales.

Pero además de todas estas ventajas en términos de salud asociados a cocinar con té, está el motivo principal. Y es que cocinar con té y aprovechar así en tus recetas las esencias y sabores de diferentes tés e infusiones pueden ayudarte a crear platos mucho más atractivos y sugerentes, sobre todo por la complejidad aromática que conseguirás en tus recetas al cocinar con té.

Si lo pensamos bien, en cuanto a las propiedades de sabor y aroma, hay bastantes similitudes entre el té y el vino: ambos transmiten notas vegetales y frutales, ambos cuentan con cierta astringencia; incluso, ambos pueden aportar notas de madera en su sabor. Sin embargo, aunque el vino es ampliamente utilizado, parece que no tenemos tanta costumbre de cocinar con té.

Mezclado con hierbas y especias frescas puede ayudarte a potenciar el sabor de tus platos, obteniendo recetas memorables. Una buena costumbre puede ser substituir el agua en recetas que la necesiten por una mezcla de agua y té, pero además hoy me propongo ofrecerte 5 consejos para incluir el té en tus recetas, ¡fáciles y divertidos, claro!

Cocinar con té: 5 recomendaciones fáciles para incluir esta infusión

Batidos y smoothies

Un ligero toque de té puede mejorar considerablemente un batido, aportándole un punto amargo que puede resultar realmente delicioso. Pero apunta una idea mejor: si preparas un smoothie con hielo, puedes sustituirlo por cubitos de té previamente preparados. Conseguirás una bebida mucho más intensa, más equilibrada y, con esa pizca de teína, una inyección de energía extra perfecta para empezar las mañanas de primavera.

ahumados

cocinar con té: cómo ahumar al té
Esta es una forma sencilla de poder preparar la carne ahumada en casa

El té es un elemento vegetal ideal para utilizar en el proceso de ahumado de carne o pescado. Para ahumar en casa existe un procedimiento bien sencillo, para el que solo necesitarás un wok o similar, una rejilla y papel de aluminio.

Recubres el fondo del wok con el papel de aluminio y en este colocas, en este caso, té. Calientas el wok a fuego medio-alto, pones una rejilla encima (yo utilizo la propia del wok), la carne o el pescado encima y lo tapas. En el caso del buey que ahumé al té negro, solo necesitas unos 20 minutos (a la mitad le das la vuelta) para que quede espectacular. Aún así a mí me gusta terminar marcando ligeramente la carne en una sartén con una gota de aceite.

cocinar con té: buey ahumado al té negro
Buey ahumado al té negro

Sopas

Dicen que en la gastronomía china el té ocupa un lugar fundamental en sopas y caldos. Por un lado, cocinar con té aporta un sabor y aroma completamente diferente, por otro, parece que ayuda a rebajar el componente más graso de los caldos de carne. Añadir una cucharadita de té al caldo en la cocción nos proporcionará una sopa más aromática ¡y más sana! Con una ventaja añadida: al utilizarse normalmente para los tés más baratos hojas más tostadas, podemos utilizar los tés más económicos, que irán perfectamente con caldos de carne y de pollo.

Otra opción diferente es marinar en aceite con té y hierbalimón unos filetes de ternera finos durante una hora, freírlos ligeramente y reservarlos. En una cazuela calentamos una cucharada de ese aceite utilizado para marinar la carne y sofreímos un calabacín cortado en trocitos, añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos reducir. Incorporamos una taza de caldo de pollo y otra de agua, cuando hierva añadimos un chorrito de soja y el zumo de media lima.

cocinar con té: sopa de udon con ternera
Sopa de udon con ternera al té negro

Incorporamos la carne y cocemos a fuego bajo, con la cazuela tapada, hasta que la carne esté tierna. Cocemos durante dos minutos udon fresco y servimos con cebolleta picada.

Masas

Magdalena o muffin, sea lo que sea, agradecerá una pizca de té. Pero no te limites solo a los dulces, ¿por qué no incluir el té en masas saladas?

cocinar con té permite preparar este calzone de verdura y huevo
Calzone de verdura y huevo

Aquí va una idea: para preparar la masa de pizza o calzone, mezcla una cucharada de romero, otra de albahaca fresca y una última de té blanco, que va estupendamente con hierbas y especias, tanto frescas como secas. Incorpora esta mezcla a la masa (yo la hago disolviendo levadura de panadero en agua templada y añadiendo la harina, sal y aceite de oliva) antes de amasar, deja reposar y utilízala para preparar, por ejemplo, este calzone de verduras y huevo poché; sencillamente brutal. O puedes utilizar esta masa para crear unos panecillos que serán la envidia de tus invitados en cualquier cena.

Postres

Y, como no, los postres. Al incluir el té como ingrediente en tus postres conseguirás que sean más equilibrados y que convenzan tanto a los más golosos como a los más reacios a terminar una comida con un bizcocho.

bizcocho de yuzu y matcha
El bizcocho de yuzu y matcha es una merienda perfecta, ¡doy fe!

Hace poco probé la combinación de bizcocho de yuzu (si no lo encuentras puedes prepararlo de limón o de lima) con una cobertura de matcha que no nos duró nada en casa. ¡Y es que estaba buenísimo! La cobertura de té verde va de maravilla casi con cualquier cosa y, por favor, presta mucha atención al mix té verde – chocolate… ¡Para chuparse los dedos!

…Y, por supuesto, para beber

Porque además de ser una fantástica bebida, sobre todo para después de comer, puedes utilizar una infusión de té en tus cócteles para conseguir bebidas más sofisticadas y con mucha potencia aromática.

¿Y cuáles son las variedades más recomendables para cocinar con té?

Lo mejor es que lo descubras por ti mismo, ya que en el té influye mucho el gusto de cada uno. Sin embargo, como sé que puede resultar difícil elegir té para cocinar nos hemos permitido seleccionar unas cuantas que creemos que pueden ser las más indicadas para cocinar con té, además de ser fáciles de encontrar.

Darjeeling

Este té negro producido a los pies del Himalaya se ha ganado a pulso estar entre los mejores tés del mundo. Por su sabor refrescante, su ligero dulzor y sus propiedades aromáticas me parece perfecto para una combinación con chile.

Matcha

¿Qué puede decir un #MatchaMan de este té? Su sabor suave y delicado combina perfectamente en multitud de postres. Ya hemos mencionado el bizcocho de yuzu y matcha que preparé hace poco pero quien ha probado un helado de té verde o un tiramisú de matcha sabe que son algunos de los postres más sublimes.

Rooibos

Este tiene trampa y es que, aunque comúnmente se le llama té rojo, en realidad no es un té sino una planta de origen sudafricano. Pero su sabor ligeramente dulce, su regusto a fruto seco y sus fantásticas propiedades me ha animado a meterlo en estas recomendaciones para cocinar con té.

té blanco para cocinar con té
Té blanco

Té blanco

Su sabor combina perfectamente con hierbas aromáticas, tanto secas como frescas, aunque a mí personalmente me gusta más con las frescas. Es uno de los que mayores beneficios aportan a tu salud, así que es buena idea incluirlo en tu dieta, tanto en infusión como para cocinar con té.

Té de jazmín

El aroma elegante y floral de este té puede ser perfecto en repostería: preparar unas galletas de té de jazmín y jengibre puede ser una gran idea para disfrutar de pequeños snacks dulces.

Té negro

Perfecto para carnes, sobre todo para carnes rojas, cocinar con té negro será toda una experiencia si lo utilizas para marinar la carne antes de cocinarla. Otra opción absolutamente genial es ahumarla con esta variedad de té.

Y tú, ¿has probado alguna vez a cocinar con té? ¿Cuál ha sido tu mejor experiencia?

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

2 comentarios en “Cocinar con té: 5 consejos para incluirlo en tus recetas

  1. Me ha encantado este post, Alberto. Curiosamente, este año me he aficionado a los tés (y todo tipo de infusiones) y llevaba tiempo queriendo investigar precisamente posibles usos en la cocina. Me parecen unas ideas estupendas las que compartes aquí. No creo que pase de esta Semana Santa el que comience a experimentar con tus consejos. ¡Gracias!

    1. A mí me pasó algo parecido: volví de Japón enganchado al matcha y a partir de ahí he curioseado y me gusta incluir el té en las recetas. Da mucho juego. Te recomendaría especialmente el ahumado, que es fácil, cómodo y le da un punto sensacional a carnes y pescados (y entras en la rutina de querer probar con tés diferentes). ¡Ya me contarás qué tal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *