patatas meneás, receta típica salmantina

Patatas meneás

Las patatas meneás son una pequeña joya de la gastronomía salmantina. Es una de mis recetas típicas de Salamanca favoritas y, para colmo, son muy fáciles de preparar.

No es difícil encontrar en muchos bares de Salamanca patatas meneás, uno de los pinchos más tentadores que se pueden encontrar. Calentitas, en invierno, son deliciosas, pero yo incluso en verano no le hago ascos a un plato tan delicioso.

Además, es muy fácil de preparar, como verás a continuación y es bastante barato. Probablemente no sea muy apropiado si estás vigilando tu dieta, pero de vez en cuando hay que darse una alegría, ¿verdad?

Patatas meneás

Ingredientes

4 patatas medianas

150 gr. de panceta adobada

5 dientes de ajo

1 hoja de laurel

1 cucharada de pimentón dulce

1 cucharadita de pimentón picante

1 cucharadita de comino en polvo

Sal

Aceite de oliva

Comenzamos pelando y cociendo las patatas con una pizca de sal y laurel durante media hora o 40 minutos (tienen que quedar supertiernas). Se escurren y se reservan.

Sofreímos la panceta cortada en trozos de entre 1 y 2 centímetros a fuego medio; tiene que quedar crujiente para coronar nuestras patatas meneás. Reservamos estos torreznos y ese mismo aceite doramos los ajos cortados en láminas gruesas. Cuando empiecen a dorarse añadimos los dos pimentones, removemos bien para que no se queme y cortamos el fuego para que se terminen de hacer los ajos con el calor de la sartén.

Troceamos las patatas, añadimos los ajos con el aceite y pimentón y el comino y, con una cuchara de madera o un mortero (yo utilizo primero la cuchara y luego el mortero), empezamos a cortar y remover las patatas hasta que queden con la característica consistencia de puré de las patatas meneás. Supongo que esto se puede hacer con una batidora, pero desconfío del resultado. A mí siempre me ha gustado esa textura de las patatas meneás que solo se consigue a mano; incluso me gusta encontrarme con algún trocito de patata que no se terminó de deshacer.

patatas meneás

Servimos las patatas meneás (en una cazuelita de barro, que es lo suyo; originalmente es donde se preparaban) y añadimos los torreznos por encima. Se sirven y se disfrutan calientes. Como veis, un plato tradicional facilísimo de hacer, que se prepara en un periquete y que, sobre todo en los días fríos, sienta de maravilla, como la mayoría de los platos típicos salmantinos.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *