dos recetas sencillas con salsa de mango

Afición por la salsa de fruta

Una de las cosas que más me gustan de los blogs de cocina es la posibilidad de aprender y descubrir nuevas recetas y probar nuevas ideas.

Como el otro día, que leí en el blog de Carmelo (La cocina de aficionado), un tío majo y con talento, esta receta de Secreto de cerdo con salsa de fresas, con una pinta estupenda. Me gustó especialmente la salsa, una idea estupenda para aprovechar las fresas (que uno a veces compra con el ansión y luego no sabe qué hacer con tanta fruta) y que, además tiene una pinta estupenda.

Así que, copiando el método, hice lo mismo con algo de mango que me quedaba en el frigorífico. Como veis, es una salsa muy fácil de hacer que, aunque requiere algo de tiempo, no da ningún dolor de cabeza. Y se consigue una salsa diferente, apta para muchos platos. Yo la modifiqué ligeramente para adaptarla, a ojo, a las cantidades que yo tenía pero, en cualquier caso, os remito a la fuente original para una receta más exacta (y con más fundamento).

Ingredientes

Medio mango
2 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de vino blanco
1 cucharada de vinagre balsámico (yo utilicé del blanco)

Pelamos y troceamos el mango y lo ponemos en una cazuela a fuego medio-bajo junto con el azúcar, el vino blanco y el vinagre. Lo dejamos cocer, removiendo de vez en cuando hasta que la fruta se vaya deshaciendo. En la receta original el tiempo orientativo es de 20 minutos, el mango tardó algo más, probablemente por tener una textura más consistente que la fresa. Al final, batimos un poco para eliminar cualquier trozo que haya quedado un poco más sólido.

El resultado es una salsa muy sabrosa, que combinará muy bien con carnes pero a la que yo quise dar un toque diferente. Primero, salteé unas setas y espinacas con ajo, abrí una lata de anchoas de Olasagasti, que son espectaculares y me pirran, y en un momento preparé una cena rica y con un toque especial.

salteado de setas y espinacas con anchoas y salsa de mango
Salteado de setas y espinacas con anchoas y salsa de mango

Como me sobró algo de salsa, decidí guardarla y darle otro uso. Al día siguiente, rehogué media cebolla y un pimiento rojo, añadí una manzana picada, lo dejé cocer un instante y añadí arroz y caldo de verduras hasta cubrir. Dejé que se hiciera el arroz, añadí una lata de berberechos, dejé enfriar un poco e incorporé la salsa de mango antes de servir. Y así, en un momento, me preparé una ensalada tibia de arroz que estaba para chuparse los dedos.

arroz con manzana, berberechos y pimiento rojo en salsa de mango
Arroz con manzana, berberechos y pimiento rojo en salsa de mango

Como veis son un par de ideas muy sencillas para tener dos platos distintos gracias a los conocimientos de Carmelo, que aunque su blog sea La cocina de aficionado, yo creo que este crack de aficionado no tiene nada. Os recomiendo que visitéis su blog, porque la verdad es que tiene recetas impresionantes y todas muy bien explicadas.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

2 comentarios en “Afición por la salsa de fruta

    1. ¡Muchas gracias! Además te permite probar con muchas frutas, ¡todo un descubrimiento!
      No dejes de pasar por el blog de Carmelo, que tiene muchas más ideas y muy buenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *