Medallón de merluza con chutney de tomate y orégano en Lili Cook Vermutería

(Mis) Locales para comer en Salamanca

La Semana Santa ya está aquí y, de cara a estos días, he pensado que podría ser útil una breve guía de locales recomendados en los que comer en Salamanca.

Antes de que nadie se lleve las manos a la cabeza, diré de entrada la típica frase de “son todos los que están, pero no están todos los que son”.

Soy consciente de que esta guía de bares y restaurantes para comer en Salamanca está muy incompleta pero, a la hora de realizarla, han entrado en juego diversos factores (como el precio, por ejemplo, o la situación, que he elegido para esta ocasión cerca de la zona monumental) por los que algunos muy buenos sitios se han quedado fuera. Para otra ocasión.

Dónde comer en Salamanca

Callos en Las Tapas de Gonzalo, recomendable para comer en Salamanca
Deliciosos callos en Las Tapas de Gonzalo

Comenzamos esta ruta de locales para comer en Salamanca en la misma Plaza Mayor, en cuyos soportales encontramos Las Tapas de Gonzalo, la alternativa en tapas al clásico Mesón de Gonzalo, muy cercano (nada más salir de la plaza por el arco que conduce a la Plaza Poeta Iglesias). En ambos casos encontramos cocina con base muy tradicional pero adaptada a los nuevos tiempos. Fundamental, no perderse los callos y muy especialmente las manitas de cerdo, una tapa que triunfó en el reciente Concurso de Tapas de Valladolid.

Disfrutando de la cocina de Tapas 2.0, recomendable para comer en Salamanca
Tapas 2.0

Si ahora nos aproximamos a la Rúa y la tomamos en dirección a la Catedral, encontraremos a nuestra izquierda una calle, Felipe Espino, de inexcusable visita si queremos disfrutar a la hora de comer en Salamanca. Aquí podréis gozar del arte a los fogones de Jorge Lozano en Tapas 2.0 y la simpatía (que no tiene precio) de Soraya en la barra. Cualquiera de sus propuestas satisfarán los paladares más exigentes, pero recomiendo especial atención a los guisos. Si se quiere ir a lo seguro, con las tapas clásicas acertarás siempre, pero yo optaría siempre por lanzarme a probar alguna de las recomendaciones diarias que, por efímeras, son a veces todavía más valiosas. Puedes leer mi entrada sobre Tapas 2.0.

ipan ivino, recomendable para comer en Salamanca
Ambiente acogedor en iPan iVino

Como habrá que ir poniendo todo en remojo, sería buena idea caminar tan solo unos pasos para cruzar la puerta de iPan iVino, donde lo ideal es dejarse aconsejar por Luis y disfrutar, muchas veces descubrir, buenos vinos, acompañados, por ejemplo, de un sabroso bacalao a la vizcaína, unas deliciosas alcachofas, unos raviolis de pollo al chilindrón con salsa de mango o un timbal de manitas. Puedes leer mi opinión sobre iPan iVino en esta entrada.

Podemos después bajar hasta llegar a la Calle San Pablo y tomarnos una caña en el Momo, con restaurante en la planta baja, y acompañarlo con alguno de los buenos pinchos que preparan, como la fajita de pollo o la empanada. Después, en esta particular ruta para comer en Salamanca, podemos encaminarnos de vuelta a la Plaza Mayor y, antes de entrar en ella por el Corrillo, disfrutar de una tapa en el Montero, como la morcilla con compota de manzana, antes de dirigirnos a la Plaza de la Fuente para disfrutar del arte de El Majuelo, un pequeño bar, con algunas mesas por si se prefiere comer más relajadamente, que cuenta con una amplia carta de tapas, todas deliciosas, como la brandada de bacalao y espuma de pimientos o la bola, patata panadera y torta.

Si nos desplazamos ahora a la zona contraria del centro monumental, en la Gran Vía podremos encontrar La Cocina de Toño, otro clásico para comer en Salamanca, y decidir si nos quedamos a comer o bien probamos alguno de los pinchos de la amplia y sabrosa variedad que ofrecen. O, también, podemos dirigirnos al cercano Pasaje de Azafranal, donde encontraremos el Lilicook, con un menú de tapas a partir de 25 euros. Si prefieres una visita corta, no te vayas sin hincarle el diente al pulpo.

Rape asado con espuma de ajo, miel y nuestra tortilla de patata, plato de El Alquimista, recomendable para comer en Salamanca
Espectacular rape asado en El Alquimista

Y, por último, para disfrutar de una encantadora velada, recomiendo una visita a El Alquimista, sin duda uno de los mejores restaurantes de Salamanca y que, como se puede comprobar en la entrada que le dediqué, personalmente me encanta. Buen producto, imaginación en la cocina, ambiente moderno y un espectacular servicio son las señas de identidad de este local, otro de los imprescindibles en tu visita a Salamanca.

Published by

Alberto (MuchaVida)

Alberto (MuchaVida)

Bloguero ibérico, como el jamón. #MatchaMan. Y bloguero punk, en la línea de los Ramones, que con tres acordes crearon su discografía. Me independicé y comencé a cocinar; mis recetas gustaron tanto que me vi obligado a un gastro-remix de este blog. Y aquí sigo con mi rocanrol.

3 comentarios en “(Mis) Locales para comer en Salamanca

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el artículo. Os sigo desde hace tiempo y me parece muy acertado el enfoque que le habeis dado. Además, ya que os escribo quiero aprobechar para deciros que en Logroño hay una calle donde hay gran variedad de tapas y pinchos Hasta hace poco solo no era muy conocida, pero desde hace algunos años es bastante popular. La verdad que no había estado nunca en Logroño, pero fuí a una despedida y estubimos en la Calle Laurel y nos gustó bastante las tapas que ofrecían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *